top of page

Nutrición saludable para familias ocupadas

Para nadie es un secreto que una alimentación adecuada es esencial para mantener una vida saludable y equilibrada. Proporciona los nutrientes necesarios para un funcionamiento óptimo, fortalece nuestro sistema inmunológico y previene enfermedades. En el entorno familiar, especialmente cuando las familias están involucradas en actividades extracurriculares diarias que ocupan gran parte del tiempo, la alimentación cobra aún más relevancia.


Los hábitos alimentarios, así como muchos otros, se establecen durante la infancia, y la influencia familiar desempeña un papel clave en su formación porque para los niños, los miembros de la familia cercana son siempre modelos a seguir, por lo tanto, compartir comidas en familia y seguir una dieta equilibrada son fundamentales para evitar el sobrepeso, la obesidad y hábitos no saludables.


A continuación, compartiremos algunos consejos de nutrición para familias ocupadas con el objetivo de establecer y mantener hábitos saludables para promover la salud en conjunto.



No es necesario que cocines platos elaborados a diario. En ocasiones, una ensalada rápida o un wrap pueden ser opciones saludables. Por ello, es recomendable tomarse el tiempo para planificar los menús de la semana y comprar los ingredientes necesarios con antelación, si es útil, elabora una lista con todo lo que necesitas.


También es conveniente preparar porciones grandes y congelarlas para utilizar en días ocupados. No olvides añadir a tu lista de la compra meriendas saludables que puedas preparar fácilmente, como batidos de frutas, palitos de apio con hummus o queso bajo en grasa.

Nutrición saludable para familias ocupadas

En tus menús, incluye proteínas magras (pollo, pescado, legumbres), carbohidratos (arroz

integral, quinua) y verduras en cada comida. Evitando las comidas rápidas y procesadas.


Es imprescindible recordar que el desayuno es considerado por estudiosos del tema como la comida más importante del día. Optar por opciones rápidas como yogur con frutas, avena o huevos revueltos, nos permitirá iniciar el día de manera fácil y saludable. Se aconseja evitar los cereales azucarados y las galletas dulces.


En cuanto a las bebidas, opta por agua, infusiones o jugos naturales en lugar de bebidas azucaradas y limita el consumo de refrescos y bebidas energéticas.


Aquí tienes algunas ideas de comidas rápidas y saludables:


  • Ensalada de pollo con aguacate y espinacas: Mezcla pechuga de pollo cocida, aguacate, espinacas frescas y un aderezo ligero

  • Wrap de pavo con verduras y hummus: Envuelve pavo, lechuga, tomate y hummus en una tortilla integral.

  • Tazón de quinua con garbanzos, tomate y pepino: Combina quinua cocida con garbanzos, tomate picado y pepino en cubos.

  • Sopa de lentejas con zanahoria y apio: Prepara una sopa reconfortante con lentejas, zanahoria y apio.

  • Tortilla de espinacas y queso: Bate huevos con espinacas y queso rallado, y cocina en una sartén.

  • Batido de frutas con yogur y avena: Mezcla frutas frescas, yogur natural y avena en la licuadora.

  • Tostadas de aguacate con huevo: Tuesta pan integral, agrega aguacate y un huevo pochado encima.


Adicionalmente, aquí tienes algunas opciones de videos con recetas fáciles y saludables para toda la familia:




 

Y, recuerda que lo más importante es aprovechar el tiempo para comer juntos en familia. Es una oportunidad para enseñar hábitos saludables, compartir historias familiares, hablar sobre la semana o sobre los planes del día y compartir lo mejor de ti con lo mejor de tu vida, tu familia, porque la clave está en la planificación y en elegir opciones nutritivas incluso en los días más ocupados.

 

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page