top of page

Encontrar la felicidad familiar

La auténtica felicidad es un estado emocional que se logra cuando el corazón y la mente se centran no en lo material, sino en los momentos compartidos con otros, en el aprendizaje de nuevas cosas, en las enriquecedoras conversaciones con amigos y colegas, y en las comidas que se preparan para la familia.


Encontrar la felicidad familiar a través del amor

La felicidad no surge del polvo mágico y no solo seLa felicidad en la vida no surge de un polvo mágico ni se encuentra solo en los libros para niños. En una familia feliz, no todo es siempre color de rosa; hay momentos difíciles y obstáculos que cada miembro de la familia debe superar. A través del amor y el ejemplo, podemos lograr la felicidad en nuestra vida familiar.


Los padres desempeñan un papel crucial al dar el ejemplo y actuar por amor. Los niños observan, escuchan y aprenden de sus padres y otros adultos durante las rutinas diarias. Por lo tanto, los padres enseñan a través de sus acciones.


Si deseamos que nuestros hijos realicen tareas en el hogar, debemos comenzar haciéndolas nosotros mismos. Porque para encontrar la felicidad familiar, también es importante que todos los miembros de la familia ayuden en casa. Los padres deben explicar cómo hacer las tareas y cuándo esperan que sus hijos las realicen. Durante los primeros cinco años de vida, los padres y educadores tienen la oportunidad única de enseñar virtudes, modales, carácter y rutinas a sus hijos. Después de esa edad, el proceso de aprendizaje cambia, y el ejemplo se convierte en la mejor manera de transmitir nuestras expectativas.


Para mantener la armonía y la felicidad en la familia, también es fundamental cuidar la salud mental. Las peleas y discusiones entre cónyuges nunca deben abordarse frente a los niños. En lugar de eso, los cónyuges sabios deben resolver sus diferencias en privado, evitando irse a dormir enojados el uno con el otro.

Es crucial no disciplinar a los niños delante de extraños o sus amigos. Esto debe hacerse en privado, ya sea en el coche o en casa. Hay que ser conscientes de las palabras y el tono que utilizamos. Si estamos alterados, es mejor calmarse y relajarse antes de discutir. Así tomaremos la mejor decisión. De esta manera, proporcionamos espacio para explicar y tiempo para que los niños reflexionen sobre sus respuestas. Además, no debemos bombardearlos con preguntas consecutivas. ¡Ah! Y evitemos comparar a los hermanos entre sí. Cada uno es único. Incluso los gemelos, siendo idénticos, son individuos distintos.


El libro más antiguo y más vendido de la historia, la Biblia, dice en el libro de Mateo, capítulo 12: "De la abundancia del corazón habla la boca". No se puede dar lo que no se tiene. Si te sientes feliz, comparte esa felicidad con los demás. Por el contrario, si estás triste, preocupado o molesto, eso es precisamente lo que transmitirás. La familia refleja lo que cada uno de sus miembros aporta.


El trabajo es esencial como fuente de ingresos para la familia, pero no debe ser la prioridad ni lo más importante para los cónyuges. El tiempo que dedican a sus hijos debe ser valioso. La familia debe ser siempre lo primero, antes que cualquier otro grupo o actividad.


Finalmente, pero no por ello menos importante, las familias felices se aman y actúan movidas por el amor. Todo lo mencionado ocurre porque existe amor entre los miembros de la familia.


Nunca sabrás de lo que eres capaz hasta que entiendas el significado del "amor", aquel aprendido y experimentado dentro de la familia. El amor nace entre los esposos y se desarrolla en sus hijos. Por lo tanto, para ser feliz y tener una vida plena, más que nada, debes actuar siempre movido por amor.


Resumen: La felicidad en la vida familiar se logra a través del amor, el ejemplo y la comunicación efectiva. Mantener la armonía y la salud mental es esencial para una familia feliz. 🌟 Antes de irse a la cama, hacen las paces entre ellos; se reconcilian porque las familias arreglan todo en casa.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page